Photo by Fotorech
Photo by Fotorech

El martes 2 de abril de 2024, Bogotá se sumergirá en un espectáculo astronómico que desafía nuestra percepción cotidiana: un día sin sombra. Este fenómeno, conocido también como el día del sol cenital, ocurre cuando el sol se posiciona directamente sobre nuestras cabezas al mediodía. Durante unos minutos, la luz solar cae perpendicularmente sobre la Tierra, haciendo que las sombras de objetos verticales, incluidas las personas, desaparezcan momentáneamente. Este evento no solo captura la imaginación, sino que también ofrece una ventana a la comprensión de complejos mecanismos astronómicos y geográficos.

La razón detrás de este fenómeno radica en la inclinación específica del eje de rotación de la Tierra. Según Santiago Vargas, coordinador de Investigación del Observatorio Astronómico Nacional (OAN) de la Universidad Nacional, esta inclinación de 23,5º es el resultado de impactos de enormes cuerpos celestes en el pasado, como el que contribuyó a la formación de la Luna. Este ajuste en el eje terrestre permite que, en ciertas fechas y ubicaciones, el sol alcance el cenit, el punto más alto en el cielo, y sus rayos incidan verticalmente sobre nosotros.

Este singular evento no solo es de interés para los aficionados a la astronomía, sino que también tiene implicaciones científicas significativas. Proporciona datos cruciales para el estudio de la atmósfera y la ionosfera terrestres, y ha sido fundamental en la elaboración de mapas precisos a lo largo de la historia. Además, nos ofrece una perspectiva única sobre cómo nuestros antepasados comprendían y se relacionaban con el cosmos. Las antiguas civilizaciones prehispánicas, por ejemplo, demostraron un conocimiento avanzado en la observación astronómica, construyendo estructuras y cavernas con aperturas estratégicas para marcar el cenit solar.

El día sin sombra no es un evento exclusivo de Bogotá o de cualquier otra localidad específica. Ocurre en diferentes momentos y lugares a lo largo del año, dependiendo de la ubicación geográfica. En las regiones ubicadas a una latitud de 23,5º, este fenómeno se manifiesta como resultado directo de la inclinación máxima del hemisferio norte de la Tierra en dirección contraria al sol, permitiendo que la luz solar incida directamente sobre el trópico de Capricornio. Fuera de la zona intertropical, el sol nunca alcanza una posición cenital, lo que resulta en la proyección oblicua de sus rayos y la generación de diferentes intensidades de luz y calor a lo largo del año.

Este fenómeno subraya la importancia de comprender los mecanismos que determinan el clima y las condiciones ambientales de nuestro planeta. Además, proporciona una base científica para explicar los cambios de estación y la distribución desigual de la luz solar en la superficie terrestre, factores esenciales para la vida en la Tierra.

La observación del día sin sombra en Bogotá y en otras partes del mundo nos recuerda la maravilla de nuestro universo y la complejidad de los sistemas que lo componen. Nos invita a reflexionar sobre nuestra relación con el sol, fuente de luz y vida, y sobre cómo, incluso en un día soleado, podemos encontrarnos en un momento de oscuridad momentánea, solo para apreciar aún más la luz cuando regresa.

Comentarios
You May Also Like

Incendios en Colombia: El frailejón y la crisis ambiental

Los incendios en el páramo de Berlín amenazan los frailejones y la seguridad hídrica de Colombia, exigiendo acciones urgentes de conservación.

Pereira refuerza movilidad con pico y placa para 2024

Pereira implementa pico y placa para mejorar tráfico y sostenibilidad. Conoce los horarios y restricciones para el 2024.

Alerta de salud por llegada del fenómeno El Niño a Colombia

El Ministerio de Salud de Colombia alerta sobre los riesgos de salud asociados al fenómeno El Niño, que se espera desde noviembre 2023 hasta abril 2024.