Necoclí, Urabá, julio 2023” by :)gab(: is licensed under CC BY-SA 2.0

En el corazón de Necoclí, un municipio situado en el departamento de Antioquia, Colombia, las autoridades han dado un golpe significativo al narcotráfico con la incautación de 5.6 toneladas de cocaína, un alijo que, según informes preliminares, pertenecería al Clan del Golfo, una de las organizaciones criminales más poderosas y temidas de la región. Este hallazgo, valorado en aproximadamente 150 millones de dólares, no solo destaca por su magnitud económica sino también por lo que representa en la lucha contra el narcotráfico y la criminalidad organizada en Colombia.

El operativo, llevado a cabo en el sector de Multatos, ha sido el resultado de un esfuerzo coordinado por las autoridades, que no solo han logrado esta importante incautación sino que también han detenido a una persona, evidenciando la efectividad de las estrategias implementadas en el combate contra estas redes criminales. Además, se continúa con el conteo del alcaloide y otras labores investigativas para dar con el paradero de los narcotraficantes dueños de la droga, lo que podría desembocar en más capturas y decomisos en el futuro cercano.

Este éxito se inscribe en el marco de la reactivación de la operación Agamenón, una estrategia clave que en el pasado condujo a la captura de Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel, el máximo cabecilla del Clan del Golfo hasta su extradición a Estados Unidos. Bajo la dirección del general William Salamanca, y con el brigadier general Rossemberg Novoa a la cabeza de la ofensiva, la operación Agamenón se enfoca ahora en Jobanis de Jesús Ávila, conocido como Chiquito Malo, quien busca consolidar su control sobre el Clan del Golfo tras la caída de Otoniel.

La captura de Otoniel marcó un antes y un después dentro del Clan del Golfo, desatando una lucha interna por el poder entre Chiquito Malo y alias Gonzalito, ambos aspirantes a llenar el vacío dejado por el anterior líder. Esta pugna interna, lejos de debilitar a la organización, parece haberla fortalecido, aprovechando incluso un cese al fuego declarado por el gobierno para expandir su influencia en diversas regiones del país, según ha señalado el defensor del Pueblo, Carlos Camargo.

El Clan del Golfo, acusado de narcotráfico y homicidios, opera no solo en el ámbito del tráfico de drogas sino también en actividades como la minería ilegal, el microtráfico y la extorsión, ejerciendo un control que afecta directamente la vida de las comunidades en las regiones donde tiene presencia. Esta organización sostiene, además, conflictos territoriales con otros grupos armados como el ELN, las disidencias de las FARC y la Segunda Marquetalia, generando situaciones de violencia que impactan severamente a la población civil, provocando confinamientos y desplazamientos forzados.

La incautación en Necoclí no es solo un triunfo en la lucha contra el narcotráfico, sino también un recordatorio de los desafíos que enfrenta Colombia en su esfuerzo por desmantelar las redes criminales que operan dentro y fuera de sus fronteras. La operación Agamenón, con su renovado enfoque y liderazgo, se perfila como una herramienta crucial en este empeño, buscando no solo capturar a los líderes de estas organizaciones sino también desarticular las complejas estructuras que sostienen sus operaciones ilícitas. Este esfuerzo requiere de una coordinación sin precedentes entre las diferentes agencias del Estado, así como de un compromiso inquebrantable con la justicia y la seguridad de todos los colombianos.

Comentarios
You May Also Like

Quién era Luis Alfredo Garavito: La Bestia de la historia criminal de Colombia

Luis Alfredo Garavito, conocido como ‘La Bestia’, es recordado como un pederasta y asesino en serie de niños en Colombia. Fue condenado a 1853 años de cárcel, la condena más alta registrada en el país.

Pereira refuerza movilidad con pico y placa para 2024

Pereira implementa pico y placa para mejorar tráfico y sostenibilidad. Conoce los horarios y restricciones para el 2024.